Viernes 18 de Agosto del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

Nelson Encarnación

Perdidos frente a Haití
El laborantismo internacional del gobierno haitiano para recabar la intromisión de otros países en los asuntos internos de la República Dominicana, es una actitud que no sorprende. Haití siempre ha estado presto a poner este país en las cuatro esquinas, valiéndose casi siempre mentiras y manipulaciones, en ocasiones con la complicidad de malos dominicanos.
Esa conducta haitiana ha sido tal que en su momento el presidente Aristide se despachó un discurso en Naciones Unidas atribuyéndole a la República Dominicana un comportamiento esclavista con los braceros que por años han trabajado en campos de caña. Es decir, que los haitianos han tenido frente a su vecino una tendencia clara hacia difamar y desdibujar la imagen dominicana.
Ahora bien, lo que a nosotros nos preocupa es que Haití, generalmente, logra imponer su versión en la arena internacional, pues cuenta con mejores herramientas y más en los centros de presión de la llamada comunidad internacional. 
Esto significa que los diplomáticos haitianos tienen mejor formación, en todos los aspectos, que los representantes dominicanos, por lo cual tienen más posibilidades de fijar una mentira como verdad.
Los diplomáticos haitianos, en muchos casos, hablan francés, inglés, español y su criollo autóctono, mientras los nuestros se expresan solo en su lengua hispana, y a veces con dificultades. Esto, lógicamente, tiene sus excepciones.
El problema es que mientras Haití forma sus diplomáticos y los mantiene en la función sin importar el color del gobierno, nosotros improvisamos representantes en el exterior en función de los intereses partidarios o el nivel de “enllavadura” que tenga el futuro embajador.
Durante la campaña electoral pasada, el candidato Danilo Medina advertía que de ganar la Presidencia pondría fin a la costumbre de enviar al servicio exterior a quienes buscan las posiciones como vacaciones pagadas.
Sin embargo, luego de 15 meses el jefe del Estado mantiene prácticamente intacto el cuerpo diplomático y consular, y hasta donde se sabe no se ha materializado la advertencia del Presidente de implementar la modalidad de evaluación de desempeño. No es malo mantener diplomáticos de carrera, pues eso contribuye a formar una buena representación. Lo malo es que nadie les pide cuentas. 
Mientras tanto no se conoce la agenda dominicana para cuando menos contrarrestar el frenesí diplomático haitiano, encabezado nada menos que por su canciller. Un país que defiende sus intereses, ya tuviera desplegado por el exterior una batería de sus mejores diplomáticos exponiendo al menos el derecho que tiene como nación independiente, a adoptar las disposiciones internas acorde con la defensa de sus intereses soberanos.
 

tras Opiniones de Nelson Encarnación

OTROS OPINADORES

César Medina
Fotos engañosas
Ramón Antonio Veras (Negro)
La dicha de haber conocido a El Men
Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo