Viernes 23 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

Alfredo Freites

El ciego porque no quiere ver
Añejo y sólido se levanta el dedo popular cuando afirma que no hay más ciego que quien no quiere ver.
 
Esto viene a cuentas con la falta de declaraciones de bienes de parte de funcionarios gubernamentales. Ese comportamiento elusivo los convierte en sospechosos.
 
Una guabinosa conducta ante la ley.
 
Confieso que todos los que se niegan a declarar sus bienes, que es un requisito legal, me son sospechosos de urdir una inconducta con el apoyo gubernamental. La falta de acción, la aparente ausencia de un mecanismo coercitivo tiene un tufo de apaño oficial.
 
El político debe tener sus finanzas bajo un techo de cristal para que la mala reputación frene. En general los que se dedican a ese noble oficio nacen sospechosos.
 
A contra pelo de mis amigos soy defensor de los políticos porque son los operadores de esa gran nave que es el Estado. Es labor ardua.
 
Sin embargo, todo tiene sus límites.
 
Así como el cura vive en la iglesia y el médico de su consultorio, el político vive del ejercicio político. Pero no significa esto que el cargo oficial sea un cheque al portador, un pase gratis a las finales, un permiso para meter mano hasta lo más profundo del bolsillo del erario. Vivir del oficio no es robar, por eso sospecho de quien oculta el patrimonio.
 
Ocultarlo es violar la ley.
 
Es sospechoso quien lo hace.
 
Se piensa que oculta algo o pretende robar para lavarlo en el rejuego posterior. También sospecho de quien lo apoya. Parado ante estas letras no sé quién es el ciego que no quiere ver.
 
Alguien está de viaje para que me dijera qué procede en estos casos. Los políticos de oposición no hablan de lo que añoran hacer, así que tampoco tendré luces desde ese litoral. Las altas instancias de la justicia no proceden ante tantos pejes gordos si no hay una línea desde el cielo por lo que tendré que sumirme en el letargo.
 
Levantaré un teatro de mimos: frotaré índice y pulgar, llevaré las manos al bolsillo para terminar soñando con unos brazos cruzados, como si un par de esposas fuera lo previo al banquillo de los acusados.
 
Debía razonar que si abulia es igual a complicidad, el sospechoso no verá actividad.
 
Soy el ciego que no quiero ver.
 

tras Opiniones de Alfredo Freites

Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo