Martes 22 de Agosto del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

Guarionex Rosa

Un reto a la diplomacia
La diplomacia ha cambiado, los gobiernos son ahora más débiles que en otras épocas y nuevos poderes irregulares han surgido. Solo por el cambio en la diplomacia se pude entender que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyau hablara en el Congreso de Estados Unidos sin el beneplácito del Departamento de Estado.
 
Durante semanas fue una larga puja entre el Congreso de mayoría republicana y el gobierno del presidente Obama, que no deseaba la comparecencia del dirigente israelita. Finalmente se impuso que el primer ministro podría presentarse sin los requisitos protocolarios para un acontecimiento de política exterior.
 
Netanyau, quien habló en el Congreso americano el pasado martes pero con una ojo puesto en Israel donde habrán elecciones la próxima semana, advirtió que el país anfitrión y sus aliados están buscando un acuerdo armamentista con Irán que le permitiría a ese país poseer armas nucleares, arriesgando al mundo a una pesadilla.
 
Los cambios que se experimentan en el mundo tienen en ascuas a los grandes países que en la actualidad son víctimas del terrorismo, del avance del narcotráfico y de la incursión de una beligerancia sin antecedentes como la que ofrece el Estado Islámico, ISI, no solamente en su zona de influencia sino en Europa y Estados Unidos.
 
Los norteamericanos y sus aliados están ahora bajo el terror de un grupo radical que se extiende rápidamente, con capacidad derivada de la violencia y de los recursos que da la extorsión, el secuestro y la voracidad de la industria armamentista. ISI recluta jóvenes para ir a combatir a favor de una causa extraña.
 
Los sociólogos en todo el mundo están estudiando el fenómeno. Cómo es, se preguntan, que jóvenes refinados de Inglaterra, Francia, Estados Unidos y otros países desarrollados, han dejado su vida universitaria y profesional cómodas para irse a luchar en páramos desérticos arriesgándolo todo, el futuro y la vida.
 
Por los cambios de la diplomacia, el gobierno del presidente Martelly patrocinó hace días una manifestación popular frente a la embajada y consulado de la República Dominicana en Puerto Príncipe, sin que al parecer nadie pudiera invitar la atención de ese gobierno, sobre las consecuencias que podrían derivarse.
 
Aunque no estaría en los mejores intereses dominicanos, el régimen del presidente Medina se vio obligado a cerrar los cinco consulados en ese país, quizás demasiado misiones si lo que se desea es que viajen al país oriental menos haitianos, y a retirar temporalmente al embajador Rubén Silié Valdez para consultarlo.
 
Lucha en dos frentes
Se diría que con el caso de Haití, la RD lucha ahora en dos frentes porque la reciente llegada del capo de las drogas condenado en Estados Unidos, Quirino Ernesto Paulino, que ha alborotado el ambiente político, es suficiente y ha probado lo blando que es ahora el estado dominicano frente a las amenazas.
 
República Dominicana pudo ejercer la calidad moral que mostró hace diez años cuando entregó voluntariamente a Paulino Castillo para ser juzgado en los Estados Unidos por el envío de más de 33 toneladas de cocaína hacia ese país, en una conexión que lo vinculó con carteles de Colombia, Puerto Rico, Venezuela y Haití.
 
Cuando se negoció la entrega del capo, a la parte dominicana le faltó reclamar que se le diera acceso a informaciones vitales que él suministraría al Departamento de Justicia, a cambio de una sentencia benigna. También se olvidó pedir que la parte dominicana fuera notificada al momento de cumplirla y de su retorno a RD.
 
Los resultados de esos imprevistos se vieron con la llegada del capo al aeropuerto Las Américas, provisto de un pasaporte en lugar de una carta de ruta que lo hubiese obligado a presentarla a los oficiales de migración, y como procedía, habérsele fichado, como es la costumbre, en razón que tenía diez años en una cárcel de Nueva York.
 
Paulino Castillo anticipó con bastante tiempo que retornaría al país pronto, movió sus fichas de abogados y su oficina de agitación y propaganda, para darle sustento a una acusación sin pruebas hasta ahora, de que ayudó con 200 y más millones de pesos al ex presidente Fernández durante su campaña de 2008.
 
Los opositores del doctor Fernández vieron el momento propicio para tratar de darle un jaque mate a sus aspiraciones presidenciales para el 2016, empujar a la pared al régimen de Medina y al mismo tiempo, liberar de culpas al régimen del presidente Mejía que “enganchó” y ascendió al narcotraficante.
 
Una semana después de la llegada del capo el pasado sábado, las apuestas de la calle y “radio bemba” lo favorecían. Encuestas alentadas por publicistas le daban la razón. La gente decente se alarmaría porque voceros oficiales dijeran que se le trataría y se le respetaría como a cualquier dominicano.
 
El presidente de la JCE, Roberto Rosario, un adicto a la figuración a cualquier costo, aseguró a la prensa que “no existe ninguna objeción a que el ex convicto, en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos, sea candidato a cualquier cargo electivo.” Otros casi insinuaron que podía solicitar la seguridad del estado.
 
Esa declaración al parecer anticipada y sin razones excepto la de “coger cámara” daba aliento a quienes ya se movilizan en la provincia Comendador, desde donde es oriundo Paulino Castillo, para alentar una postulación en las elecciones del año venidero, lo que podría llevar a un capo condenado a una curul congresual o municipal. ((Se diría que con el caso de Haití, la RD lucha ahora en dos frentes porque la reciente llegada del capo Quirino Ernesto Paulino, condenado en EEUU, ha alborotado el ambiente político, es suficiente y ha probado lo blando que es ahora el Estado frente a amenazas.
 
LAS PENSIONES DE LA DICAN
La decisión del Consejo Superior Policial que recomendó la cancelación de nombramientos de los oficiales supuestamente vinculados al robo de 950 kilos de cocaína y que fueron sometidos a la justicia, provocó la carcajada nacional, por la aparente ingenuidad, que no pudo esperar al desarrollo del programado juicio.
 
En su columna del periódico El Día, donde es director, el veterano periodista Rafael Molina Morillo expresó asombro por las pensiones a los oficiales. Al advertir a sus lectores que el comentario podía hacer daño a su salud, dice que “los oficiales implicados en el famoso caso DICAN, han sido premiados con una pensión del estado”.
 
El supuesto premio a los oficiales del DICAN fue la creencia bastante extendida entre los dominicanos comunes y corrientes que no siempre se explican las maromas que se hacen en las jerarquías y las componendas para beneficiar a los que, vistos como malhechores, tienen sus defensores por el poder que da el dinero.
 
Quienes patrocinaron la salida mediante pensiones al caso de los oficiales del DICAN tenían en sus manos la ley policial que fue hecha con toda su maña. Los cañeros del CEA que han estado pidiendo sus pensiones tras 40 y 50 años de trabajos en los campos de los ingenios, no han tenido la misma suerte.

tras Opiniones de Guarionex Rosa

OTROS OPINADORES

Luis José Chávez
Una sentencia abominable
José Alejandro Ayuso
Así es...
Top Secret
Ñoñerías
Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo