Lunes 26 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

Ismael Reyes Cruz

La reelección presidencial saca su cabeza de Medusa
@ismaelreyesprd
 
Todos fuimos testigos a través de los diferentes medios de comunicación de la gran concentración reeleccionista montada con los recursos del Estado frente a las instalaciones del Congreso Nacional. Los conocedores de los asuntos políticos sabemos que eso no fue una manifestación espontánea surgida de la popularidadque goza el presidente Danilo Medina.
 
Dicha manifestación fue una jugada política fríamente calculada por los organizadores de la misma para dar la impresión de que sí hay tiempo para la reelección, contrario a lo que opina el alto dirigente del PLD, Pina Acevedo.
 
El montaje logístico de una manifestación de esa envergadura requiere de una organización esmerada y de un millonario flujo de recursos, que sin duda no salió de los bolsillos personales de nadie, sino de las arcas públicas nacionales a través de alguna fuente de financiamiento subterráneo, de esas que no dejan huellas visibles.
 
La actividad de teatralismo político reeleccionista se organizó para pedir ante los congresistas la repostulación del Presidente Medina, y presionarlos, por ende, a que modifiquen la Constituciónde la República, a fin de dar paso a las ambiciones de permanencia en el poder del actual jefe de Estado.
 
De ahora en adelante, de formalizarse el proyecto reeleccionista danilista, el presidente perderá su ‘virginidad política’, y se convertiría en un preso del objetivo y de los métodos de retención del poder por la vía del ultraje ala democracia
 
Todo parece indicar, que los amagos de enjuiciamiento de Félix Bautista no están motivados por ningún interés en sancionar la corrupción sino que forma parte de un juego político destinado a arredrar a Leonel y sus seguidores para que cedan el terreno al proyecto reeleccionista en marcha. Es, decir, la reelección asoma a la superficie su funesta cabeza de medusa.
 
Algunos podrían alegar queel mandatario de turno no cuenta con la matricula congresual necesaria para rebasar los obstáculos legales y constitucionales que le impiden optar por la reelección en los próximos comicios nacionales. Pero teniendo en cuenta que el Congreso está compuestopor una apreciable cantidad de legisladores regimentados por la búsqueda del lucro y el enriquecimiento y que asume como buenos y válidos los medios más vergonzosos para obtenerlos, ello no sería óbice para los reeleccionistas.
 
Es por eso que asoman negros nubarrones para el futuro de la democracia que vería la reedición de otro capítulo de envilecimiento político solo para complacer las desaforadas apetencias de quienes no se quieren despegar de las ubres del poder. Es decir, los nobles esfuerzos de los diputadosserios e incomprablesserían ineficaces para impedir el atropello democrático patrocinado por el oro corruptor que convertiría el Congreso en una cámara cortesana, obsequiosa y servil frente a los mandantes palaciegos.
 
Siempre he creído, junto con Peña Gómez, que la reelección presidencial trae más mal que bien. Fruto de un abortado en las urnas intento reeleccionista, ejecutado contra viento y marea y en las condiciones políticas más desfavorables, hoy los perredeistas estamos pagando 12 años fuera del poder. Si se le hubiera hecho caso a las convicciones políticas y a los principios peñagomistas en la materia, Leonel y el PLD no se hubiesen beneficiado del error reeleccionista de Hipólito Mejía que todavía nos mantiene abajo.
 
Los intentos de Danilo de quedarse de nuevo, de igual manera, harán mucho daño al país, pues envilecerán el ejercicio de su presidencia, obligándolo a servir de instrumento de odiosas ambiciones grupales y personales que no repararán enningún medio para su propósito, porque la lógica de ese objetivo, ordena descalabros financieros, agravamiento de déficits fiscales, clientelismo al por mayor, abultamiento de la nómina publica,  pisoteo de la ética y toda clase de desenfreno en el uso y abuso de los recursos públicos.
 
Los males de reelección, quedan bien patentizados en el escrito del reconocido escritor, periodista y profesor universitario, Carlos Alberto Montaner, quien escribió en El Nuevo Herald:
 
“Hay varias razones para desaconsejar esa práctica en los sistemas presidencialistas. Se me ocurren, al menos, siete importantes:
 
• Obstruye el reemplazo generacional, la competencia entre líderes y la circulación de las élites.
 
• Refuerza el caudillismo en detrimento de las instituciones.
 
• Cuando se prolonga el mandato, el caudillo se va rodeando de cortesanos que lo halagan y confunden en busca de privilegios.
 
• Fomenta un tipo de nociva relación mercantilista entre el poder económico y el político. Se retroalimentan mutuamente. Facilita la corrupción.
 
• Los errores tienden a reiterarse por el conocido EinstellungEffect. No solemos hacer las cosas porque estén bien o mal, sino porque primero las hicimos de determinada manera y el cerebro es una máquina que aprende y repite los comportamientos.
 
• Los viejos gobiernos se quedan sin ideas, se van fosilizando, se resisten a las reformas y segregan burocracias calcificadas, cada vez más incompetentes.
 
• La no reelección refuerza la noción de que lo conveniente es seguir planes de gobierno a largo plazo, pensando en el país y no en periodos cortos. Se llega al poder a medio camino y se entrega a medio camino porque es un viaje que no puede o debe llegar a ninguna parte.”
 
Como vemos, la reelección no cura los daños que infringe a la nación.
 
De ahora en adelante, de formalizarse el proyecto reeleccionista danilista, el presidente perderá su ‘virginidad política’, y se convertiría en un preso del objetivo y de los métodos de retención del poder por la vía del ultraje ala democracia. Continuaremos con el tema.

tras Opiniones de Ismael Reyes Cruz

Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo