Martes 22 de Agosto del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

José Alejandro Ayuso

Diplomacia inteligente
Resalta como noticia positiva de principios de años la celebración del “Foro de la Diplomacia Dominicana”, una importante iniciativa que incluirá el diseño de nueva política exterior del país, el relanzamiento del servicio exterior y el fortalecimiento institucional del Ministerio de Relaciones Exteriores, con lo que más tarde que temprano cumple el presidente Danilo Medina otra de sus promesas de campaña del 2012.
No obstante, esta “nueva arquitectura de la diplomacia dominicana” anunciada por el canciller Andrés Navarro que, como debe ser, se vinculará con las metas del Gobierno y de la Estrategia Nacional de Desarrollo, requerirá de mucho más que discursos grandilocuentes en eventos formales para ser eficiente y cumplir con las expectativas ciudadanas de ver como las muchas divisas gastadas se transforman en tangibles beneficios para el país y su gente.
Por mi experiencia como coordinador técnico del Programa de Reforma y Modernización de la Cancillería y del Servicio Exterior técnico que se llevó a cabo a finales del años 90 con la asistencia técnica y financiera del PNUD, y luego mi paso como Viceministro de Relaciones Exteriores a principio del 2000, un primer aspecto que parece no haber sido tomado en cuenta fue la obligada articulación con la sociedad civil y el sector empresarial para la elaboración del “Plan Estratégico de Relaciones Exteriores 2015-2020″.
A menos que una estrategia de socialización de este “proceso amplio y participativo de planificación estratégica que inició con un diagnóstico situacional a partir de varios talleres con embajadores y cónsules acreditados en el exterior, viceministros, directores y otros funcionarios del Mirex” esté prevista a realizarse ex post, lo que sería un mal menor pero quizá no la metodología correcta en estos casos.
Si bien por mandato constitucional al Jefe de Estado y de Gobierno le corresponde dirigir la política exterior de la nación, no es menos cierto que como toda política pública su diseño debe responder a los requerimientos y recibir los insumos que le aporten los habitantes de la nación, visto que también la Constitución manda que la función esencial del Estado es la protección efectiva de los derechos y libertades fundamentales de la persona y el respeto de su dignidad.
Para poner un ejemplo claro y pacífico en apoyo de esta reflexión, nadie pone en duda hoy que la globalización económica obliga a que el mayor énfasis de la política exterior se haga en las funciones de facilitar y promover el comercio exterior, la inversión extranjera, el turismo y la cooperación con naciones amigas y organismos internacionales.
Pero tampoco nadie en su sano juicio podría pensar que unos programas y acciones que apunten a aumentar las ventas de productos de manufactura nacional en los mercados extranjeros se pueden diseñar y ejecutar sin la participación de quienes exportan que son los empresarios, aunque la contraparte oficial sean reputados técnicos en la materia nombrados en la Cancillería y en el servicio exterior.
Con este último aspecto queda pendiente el tema de los recursos humanos especializados que requiere el ejercicio de una diplomacia inteligente que procure una inserción favorable del país en los procesos de integración económica y política con el resto de naciones que conforman la comunidad internacional. 

tras Opiniones de José Alejandro Ayuso

Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo