Martes 22 de Agosto del 2017
Santo Domingo, República Dominicana

Amaury Ureña

Corrupción y desarrollo en República Dominicana
Leyendo y escuchando a los analistas y políticos románticos del patio (Con twitter y todo eso) veo que para muchos de ellos el problema principal que evita que nos encumbremos al desarrollo es la maldición de la corrupción administrativa.
 
En cierto modo tienen razón, pero poca (Como decía el adorado Freddy Beras) porque a pesar que es cierto que las acciones corruptas atrasan en el desarrollo de los pueblos no es menos ciertos que los países más desarrollado del mundo no han crecido como consecuencia de la eliminación de los actos corrupción (que ningún país en el mundo ha eliminado este mal) sino como consecuencia de la producción y distribución de riquezas y por la organización y el empeño de esos estados por fortalecer ciertos sectores vitales como educación, salud, seguridad y el manejo inteligente de la economía.
 
No vaya nadie a pensar que quien escribe esto es partidario de la corrupción, ni entienda nadie que mi tesis consiste que aumentar la corrupción para alcanzar el desarrollo, no. Lo que pretendo es que cuando pretendamos desarrollo agarremos la sartén por el mango, que entendamos que un país como República Dominicana, aparte de disminuir los hechos corruptos de nuestros servidores públicos, debemos mejorar miles de cosas que son más importantes para alcanzar el desarrollo deseado.
 
Además, hasta en esa tarea de perseguir la corrupción, los perseguidores (Sociedad Civil) han hecho de esta una lucha personal, en la que se persigue a los actores sin intentar ni siquiera corregir, en muchos  casos, las debilidades institucionales y las escusas jurídicas que han aprovechado la mayoría de quienes sabemos han cometido actos cuestionados en desmedro de Erario.
 
Pero también pensemos en la corrupción ciudadana, aquella que cometen muchos cuando invaden terrenos del estado y privados, cuando arrojamos desperdicio en las calles, ríos, cañadas, cuando incumplimos con el pago de los servicios de agua y luz, cuando evadimos el pago de impuesto y un largo etcétera de acciones con las que le aumentamos el gasto al estado.
 
Muchas caras de la corrupción nos amenazan: la corrupción religiosa (pastores ricos con el diezmo u ofrenda de los feligreses) corrupción honoraria (médicos, abogados que abusan de los bolsillos de los clientes) corrupción privada (las empresas e industrias que incumplen con las prestaciones laborales a sus empleados y que evaden impuestos) corrupción de las ONG (fundaciones que no funcionan pero reciben presupuesto público, y otras que aun funcionando no soportarían una auditoria seria)
 
Pero volviendo al principio pienso que una verdadera lucha contra la corrupción administrativa comenzaría a ser efectiva cuando ataquemos la raíz y no las ramas, cuando nos concentremos en actualizar nuestro armazón legal (como sugirió la fiscal Yeni Berenice cuando archivó el caso Leonel-Guillermo) cuando comencemos a cambiar las causas de la corrupción y no solo sus consecuencias. Pero ya me voy, que en Santiago llueve, ya me huele a petricor y se acerca la felicidad, según la Onamet.    

tras Opiniones de Amaury Ureña

OTROS OPINADORES

José Alejandro Ayuso
Así es...
Luis José Chávez
Una sentencia abominable
Encuesta
¿Logrará reelegirse en 2016 el presidente Danilo Medina?
Finanzas
DOLAR US
Compra RD: 44.68
Venta RD: 45.00
EURO €
Compra RD: 48.95
Venta RD: 52.60
Combustibles
Premium RD: 225.50
Regular RD: 205.10
Gasoil RD: 173.20
Gas Pro. RD: 81.70
Gas (sub.) RD: 30.50
El tiempo
El Tiempo en Santo Domingo